Granos en la espalda: ¿por qué salen y cómo evitarlos?
Son muchas las personas que tienen granos en la espalda, que resultan muy molestos además de ser antiestéticos, y que no saben ni por que salen ni cómo pueden evitar su aparición. Nosotros lo sabemos, y desde Open Kitchen vamos a tratar de resolver esta duda. En cualquier caso, lo mejor para solucionar los granos […]
Son muchas las personas que tienen granos en la espalda, que resultan muy molestos además de ser antiestéticos, y que no saben ni por que salen ni cómo pueden evitar su aparición. Nosotros lo sabemos, y desde Open Kitchen vamos a tratar de resolver esta duda. En cualquier caso, lo mejor para solucionar los granos en la espalda es acudir al dermatólogo, ya que es un profesional de la piel que podrá analizar la causa por la que aparecen los granos, y darnos el tratamiento más eficaz para prevenir su aparición y acabar con ellos. Aun así, desde aquí te vamos a contar por qué salen granos en la espalda y te vamos a dar consejos para evitarlos. De modo que si acostumbras a tener granos en la espalda, presta atención y toma nota porque esto te interesa.

¿Por qué salen los granos en la espalda?

Lo primero que hay que tener en cuenta que los granos en la espalda pueden aparecer a cualquier edad, tanto en hombres como en mujeres. Aun así, debido a los cambios hormonales, durante la adolescencia es cuando más suelen aparecer. La razón no es otra que la piel de la espalda es más gruesa que la del resto del cuerpo, lo que provoca que debido al exceso de sebo a por la acumulación de células muertas, los poros se obstruyan con mayor facilidad. Pero la realidad es que las causas que provocan la aparición de granos en la espalda son innumerables, y a continuación vamos a mostrar algunas de las más destacadas:
  • Genética.
  • Factores hormonales.
  • Hiperqueratinización de la piel de la espalda.
  • Excesiva acumulación de células muertas.
  • Excesiva producción de sebo.
  • Alimentación inadecuada.
  • Consumo de suplementos alimenticios con testosterona, que provocan un desequilibrio hormonal.
  • Mala higiene de la espalda.
  • Uso de cosméticos inadecuados.
  • Consumo de ciertos fármacos que potencian la aparición del acné.
  • Exceso de sudoración y de humedad.

¿Cómo evitar los granos en la espalda?

Ahora que ya conocemos las principales causas que propician su aparición, vamos a ver cómo evitar la aparición de granos en la espalda.

Higiene adecuada

El primer paso para evitar la aparición de granos en la espalda es llevar una higiene de la espalda adecuada, ya que de lo contrario es mucho más probable que aparezcan los granitos. A mucha gente, debido a que es más complicado llegar a ella, al ducharse olvidan lavarse la espalda. Es importante que esto no te ocurra y que le prestes la atención que se merece. Además, después de la ducha, recomendamos utilizar un exfoliante corporal.

Huye de la ropa muy ajustada

Si tienes granos en la espalda, te recomendamos huir de la ropa muy ajustada, ya que de lo contrario la piel no podrá respirar correctamente, obstruyendo los poros de la piel. Es mucho más recomendable usar ropa ancha y holgada que permita que la piel transpire.

Lleva una buena alimentación

Aunque parezca mentira, la alimentación incide directamente en la aparición de acné en la espalda. Por ello, para evitar su aparición, es muy importante llevar una buena alimentación, reduciendo principalmente el consumo de azúcares y grasas saturadas.

Protégete de los rayos de sol

También es importante para evitar el acné en la espalda protegerte debidamente de los rayos de sol, evitando las horas de mayor exposición, y utilizando protectores solares.

Deja los granos en paz

Uno de los puntos más importantes es no tocar los granos, ya que de lo contrario lo único que conseguirás es infectar e inflamar la zona, haciendo que los granos se mantengan durante mucho más tiempo y que vuelvan a aparecer en el futuro.

Acude al dermatólogo

Por último, como ya hemos comentado, para acabar con los granos en la espalda lo mejor es al dermatólogo para recibir ayuda profesional. El dermatólogo podrá identificar la causa y darte el tratamiento más eficaz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *